CIRUGIA GASTRICA ANTIREFLUJO

La enfermedad por reflujo esofágico o gastroesofágico ocurre cuando la válvula al final del esófago no se cierra adecuadamente permitiendo que el acido del estómago regrese, o haga reflujo, hacia el esófago y lo irrite, provocando sensación de acidez o quemadura en el pecho.

        Las consecuencias del reflujo gastroesofágico van desde erosiones en el esófago hasta la predisposición de cáncer gástrico o esofágico. Adicionalmente, el reflujo crónico tiende a lesionar las vías aéreas superiores provocando laringitis, sinusitis, asma bronquial y tos crónica.

        El tratamiento del reflujo esofágico puede ser con medicamentos que inhiben la secreción del acido gástrico obteniendo mejoría cuando se utilizan, pero al dejar de utilizarlos nuevamente pueden reiniciar los síntomas, y la cirugía antireflujo laparoscópica, que tiene como objetivo corregir la hernia del hiato y reconstruir la válvula incompetente, evitando el reflujo del contenido gástrico al esófago y consumo a largo plazo de medicamentos.